TARTA DE NARANJA AMARGA Y CHOCOLATE CON FLORES SECAS

5.5.16


Hace unas semanas Ainhoa del blog Cookcakes de Ainhoa me propuso ser La Invitada del Mes en su blog, por lo que debía preparar una receta dulce muy rica para estar a la altura de los postres deliciosos que ella prepara! Y creo que esta tarta reúne todos los requisitos para ser La Invitada del Mes, pues se trata de una tarta que en casa aprovechamos a prepararla en alguna que otra ocasión, pues tanto para mí como para mi marido es muy especial, y te voy a contar porqué: es la tarta que comimos en nuestra boda, hace ya 12 años. Tuvimos una boda sencilla y preciosa en un hotel de la sierra norte de Madrid propiedad de una amiga, donde nos casó su primo que era Concejal y la tarta nos la preparó su prima que tiene una pequeña pastelería-panadería en un pequeño pueblo de al lado; y es que en cuanto la probamos quedamos prendados de su sabor, aroma y textura, y no quisimos probar nada mas!). A la boda acudieron las personas más importantes de nuestra vida y todo transcurrió al aire libre y como puedes imaginarte, en un marco incomparable rodeados de la naturaleza tan bonita que tiene la sierra norte de Madrid. 
Ahora ya sabes por eso esta tarta es tan especial para nosotros ♥


Tiene una base de masa qubrada fresca, una capa de mermelada de naranja amarga y sobre esta, una capa deliciosa de ganache de chocolate. Como ves, sencilla pero realmente deliciosa. La única diferencia que existe entre esta y la de la boda, es que para esta ocasión en vez de rodajas de naranja confitadas para decorarla, he utilizado pétalos secos de flores comestibles (de malva, flores de maíz, clavel de moro, flores de heno, flores de cártamo, hojas de fresa, pétalos de rosa, y azul alholva) que le aportan si cabe más, un toque de sabor y aroma extra, que aún la vuelven más deliciosa!



Ingredientes
(Para 8-10 personas)
He utilizado un molde con ondas alrededor, de los que la base queda suelta para desmoldar facilmente.

Para la Masa Quebrada:
250 gr Harina
125 gr Mantequilla fría cortada en dados
2 Yemas de huevos
1/2 Cucharadita de Extracto de Vainilla (en esta ocasión he utilizado la de Nielsen Massey)
Una pizca de sal

Para el Relleno:
1 Bote de Mermelada de Naranja amarga
220 gr Chocolate negro para postres
60 ml Nata

Para la Decoración:
Flores secas comestibles*

*Podéis encontrarlas en Casa Terra (Madrid)

Elaboración
1. En un bol, mezcla todos los ingredientes de la masa quebrada. Verás que su aspecto es como una especie de pan rallado. Pues sigue mezclando hasta formar una masa. Si ves que le cuesta un poco, puedes ayudar a la masa añadiendo una o dos cucharadas de agua tibia.
2. Saca la masa del bol y con las manos forma una bola. Cubre esta con film y déjala enfriar en la nevera unos 30 minutos, para que luego nos resulte más fácil manipularla.
3. Espolvorea la mesa con harina y coloca la masa sobre esta. Con un rodillo y poco a poco, pues verás que es una masa que se rompe con facilidad por los bordes, ves estirándola, hasta conseguir el diámetro del molde contando con un poco más para cubrir los bordes de este.
4. Si se te rompe por los bordes, no te preocupes, pues igual que es fácil de romperse, también es muy agradecida para volver volver a unirla. Así que une de nuevo los trozos que se resquebrajen y cuando la tengas lista, pásala con cuidado al molde, ayudándote para levantarla con el rodillo.
5. Una vez la tengas lista en el molde, corta los restos que te sobren alrededor con un cuchillo.
6. Pincha con un tenedor toda la base de la masa, para evitar que se nos levante durante el horneado. Coge un papel vegetal de horno y arrúgalo entre tus manos para que te sea más fácil colocarlo sobre la masa y dejar esta bien cubierta.
7. A continuación cubre el papel sobre la tarta de garbanzos. Estos crearán peso sobre la masa para evitar más aún que se levante.
8. Hornea la masa durante 20-25 minutos. En el momento en que empiecen a dorarse los bordes, sácala del horno, retira con cuidado los garbanzos (déjalos enfriar y guardarlos para volver a utilizarlos en otra masa), el papel vegetal y deja que se enfríe por completo sobre una rejilla.
9. Mientras se hornea la masa, puedes ir preparando la ganache de chocolate. Y para ello en una cazuela pon a calentar la nata. En un bol echa el chocolate cortado en trozos y cuando rompa a hervir la nata, añádela al bol donde tienes el chocolate y remueve con unas varillas hasta que se haya derretido y mezclado por completo con la nata. Deja que se temple para poder utilizar la ganache.
10. Con la mermelada cubre la masa creando una capa y sobre esta echa con cuidado la ganache.
11. Mete la tarta en la nevera, al menos 3 horas.
12. Antes de servir, decórala con las flores secas comestibles...
¡y ya tienes lista esta deliciosa y bonita tarta!

¿A qué esperas a prepararla?
Estoy segura de que te vá a encantar ♥


También puedes encontrar la Receta aquí...



Nos vemos pronto con más recetas ricas

Patri




14 comentarios

  1. que bonitos recuerdos patry, y la tarta sencilla y muy rica seguro ,al menos la pinta que tiene a si lo dice
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una tarta fabulosa por su sencillez. Te animo a que la prepares ;) un besazo

      Eliminar
  2. Patricia todo genial!!! ;-))
    Y el corte de esta tarta se ve fantástico.
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, es una tarta fabulosa de sabores! Un besazo

      Eliminar
  3. Ya he visto en el otro blog el post de invitada del mes, y no quería dejar de comentarte en tu blog lo rica que me parece tu tarta, me la apunto para hacerla, me ha encantado descubrir tu blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, espero que te guste porque es una tarta sencilla pero fabulosa de sabores y textura, un besazo y gracias por tu visita, espero que te quedes ;)

      Eliminar
  4. Sencilla, pero deliciosa, el contraste de la naranja y el chocolate...delicioso! y los recuerdos que te traen...mucho mas deliciosos!! Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda los recuerdos son lo mejor, aunque un bocado de esta tarta es fantástico, te los aseguro! ;)

      Eliminar
  5. Qué bonita debió ser la boda! estas fiestas con los más cercanos son lo mejor, así puedes sentir lo bueno de cada uno, los deseos son más reales y el recuerdo inolvidable. Elegisteis una tarta de chocolate, deliciosa, yo soy fan del chocolate y compartirlo con los seres queridos siempre viene bien. Un besito guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fué una boda perfecta, de la que aún hoy 12 años después, la gente sigue haciendo algún que otro comentario de lo mucho que disfrutaron, asíque quedará sin duda un precioso recuerdo de ese gran día en cada bocado de esta rica tarta siempre que la preparemos ;) Un besazo

      Eliminar
  6. que gozada de tarta, tiene que estar estupenda.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Y si...esta estupenda ;) y sencilla...que mas se puede pedir? ;) bss

      Eliminar

Gracias por visitarme y dejarme tu comentario. Es un placer tenerte por aquí!