TARTA DE MANZANA CON BASE MASA QUEBRADA

20.3.20



Este año ha sido un poco extraño celebrar el Día del Padre, la verdad. Debido a la situación que tenemos a nivel mundial, todos nos hemos visto obligados a permanecer en nuestras casas sin contacto alguno y por ello, muchos no hemos podido disfrutar de la compañía de nuestros padres como siempre hemos hecho en esta fecha tan señalada.

♥Por ello, desde aquí, quiero agradeceros a todos el esfuerzo tan grande que estamos haciendo por permanecer en nuestras casas, y sobre todo dar las gracias a todas esas personas que siguen trabajando para que esta pesadilla acabe cuanto antes: enfermeros, médicos, celadores, transportistas, personal de supermercados, personal de limpieza,....... a todos ¡mil gracias de corazón!♥


 


Pero a pesar de la situación que tenemos, no hemos querido en casa dejar de preparar una tarta para un día como este, en el que al menos nosotros tres: mi marido, mi hijo y yo, hemos podido estar juntos, celebrándolo de alguna manera ♥

Y esta tarta refleja sin duda los gustos de mi marido....Tarta de manzana en todas sus variantes.
¡Son una debilidad para el!

En esta ocasión hemos decidido prepararla con una base de masa quebrada que envuelva toda la manzana, porque eso es lo único que hay en su interior...manzana!
 A la que le hemos dado un toque con canela y panela.

Así que te animo sin duda, a que la pruebes porque es una delicia de lo rica que está,
aunque eso si, te aviso....¡que es adictiva!




TARTA DE MANZANA CON BASE DE MASA QUEBRADA



Para prepararla he utilizado un molde de 17 cms de diámetro, desmontable.

Ingredientes para la Masa Quebrada
250 gr Harina
125 gr Mantequilla fría cortada en dados
2 Yemas de Huevo
1/2 Cucharadita de Extracto de Vainilla*
Una pizca de sal


Ingredientes para el Relleno
Manzanas*
Canela en polvo
1 Cucharada de Panela
Zumo de medio limón

* Vainilla, en esta ocasión he utilizado la de Nielsen Massey.
* Manzanas. He utilizado 5 manzanas, aunque depende un poco del tamaño de ellas. Lo ideal es que el relleno llegue casi hasta arriba, como ves en la foto.




Elaboración
1. Empezamos preparando la masa quebrada, y para ello echa todos los ingredientes en un bol y mézclalos, bien con unas varillas eléctricas o en un robot. Aunque también puedes hacerlo como hago yo, con las manos, apretando la mantequilla entre el resto de ingredientes para que mezclen.

2. Cuando tengas la masa lista, forma una bola con ella. Envuelve esta en film de cocina y mete en la nevera al menos 30 minutos, para que endurezca de nuevo la mantequilla.

3. Calienta en horno con calor arriba y abajo, a temperatura 180°.

4. Saca la masa de la nevera y colócala sobre dos papeles de horno. Con un rodillo estira la masa hasta que tengas el diámetro suficiente para cubrir la base y el alto del molde.
(No te preocupes si se rompe, pues esta masa es muy agradecida y
puedes volver a pegar los trozos!)

5. Cuando la tengas lista en el molde, bien colocada en la base y cubriendo los laterales, pincha la base de la tarta con un tenedor muchas veces. Esto servirá para que no se levante e hinche la masa. 

6. Coge un papel de horno de los que hemos usado y arrúgalo entre las manos, esto te facilitará colocarlo sobre la masa en el molde para cubrirla.

7. Cubre el papel con algo que haga peso, para ayudar a que no suba la masa. Yo utilizo garbanzos. Desde hace mucho tiempo, tengo un bote con ellos guardado y así siempre uso los mismos para estos horneados.

8. Hornea 20 minutos.

9 Cuando falte poco para acabar el horneado de la masa, puedes empezar a preparar la manzanas. Lávalas, pelalas y cortalas en rodajas. Dispón estas en un bol y añade la panela, la canela y el limón. Mezcla bien.

10. Saca la base del horno y retira el papel que la cubre con los garbanzos y ves colocando la manzana dentro, sin que nos queden huecos.

11. De nuevo mete la tarta en el horno, a la misma temperatura, 50 minutos.

12. Una vez esté lista, saca y deja que repose unos minutos sobre una rejilla. Después retira el molde de alrededor y deja que termine de enfriarse para quitarle la base del molde.
¡Ya la tienes lista!
Y te aconsejo que la tomes un poquito templada, porque potenciarás su sabor y aroma ♥



Espero que te haya gustado la receta de hoy
y nos vemos pronto con más ♥

Patri





GALLETAS ESPECIADAS CON PASAS

28.2.20


Que no haya galletas en casa, ¡eso no puede ser! Personalmente me encantan y me gusta siempre tener una caja con ellas, para en algún que otro momento del día, ¡comerme una!

Así que, la verdad es que muy a menudo puedes encontrarme preparándolas, y la mayoría de las veces, repitiendo receta una y otra vez jajaja
Pues como unas me gusten.... ¡no me canso de prepararlas!


Y estas que hoy comparto contigo, tienen pinta de ir por ese camino.... ¡de prepararlas y prepararlas!
Pues si hay un sabor y aroma que más me gusta, es el de las especies y si encima esas especies están en una galleta, un bizcocho o cualquier otro dulce....como ocurre con esta receta, que en este caso están en una galleta,....♥♥♥


Así que sin duda,
te animo desde ya a que las pruebes
y más si te gustan las especies tanto como a mí




GALLETAS ESPECIADAS CON PASAS
(25 uds aprox.)

Ingredientes
120 gr Mantequilla a temperatura 
40 gr Azúcar moreno
25 Azúcar blanca
5 gr Vainilla Bourbon en pasta
2 Huevos
300 gr Harina de repostería
40 gr Maicena
5 gr Bicarbonato
1 Pizca de sal
5 gr Canela en polvo
2 gr Jengibre en polvo
60 gr Pasas


Elaboración
Calienta el horno a 190°, con calor arriba y abajo.
1. En bol echa la mantequilla, junto con el azúcar moreno y el azúcar blanco, y mezcla bien los ingredientes.
2. Añade la vainilla y los huevos, uno a uno, mientras sigues mezclando.
3. Añade la harina, maicena, bicarbonato, sal, canela y jengibre. Mezcla todo bien para que se queden bien integrados todos los ingredientes juntos.
4. Por último echa las pasas y con un cuchara mezcla con el resto de ingredientes para que se repartan bien por toda la masa.
5. Saca la masa del bol sobre la mesa de trabajo, espolvoreada esta con un poquito de harina para que no se pegue y terminar de mezclar bien las pasas con las manos en la masa.
6. Forma bolas con las manos y aplástalas ligeramente. Ves colocándolas sobre una bandeja de horno, forrada esta con papel de horno, y dejando una separación de unos 3 cms de una galleta a otra, pues se expanderán un poco durante el horneado.
7. Mete en el horno y cocina durante unos 12 minutos aproximadamente, recuerda que el tiempo de horneado puede variar de un horno a otro. Cuando cojan un tono dorado alrededor, ya estarán hechas.
8. Cuando las saques del horno, ayúdate con una espátula para pasarlas a una rejilla y dejar que se enfríen por completo.
¡Ya puedes disfrutar de ellas!

Espero que te gusten estas galletas tanto como a mí
¡nos vemos pronto con más recetas!
Patri



STRUDEL DE ESPINACAS Y CHAMPIÑONES CON QUESO BRIE

19.2.20


Strudel, una receta típica de Alemania que podemos cocinar de manera dulce o salada. Y en esta ocasión yo me he decantado por hacerlo salado. Relleno de ricas espinacas, champiñones y uno trocitos de queso brie, que le aportan un sabor bien rico, te lo aseguro!


Como puedes ver en la imágen es muy crujiente por fuera, y eso se debe a que este rico relleno esta cubierto por varios pliegos de pasta filo, que al hornearlo, como ves el interior queda más tierno
y las capas más externas van quedando más crujientes.
¡Te aseguro que es una gozada un bocado de este Strudel!


¿Nos ponemos manos a la masa? 



STRUDEL DE ESPINACAS Y CHAMPIÑONES
CON QUESO BRIE

Ingredientes
1 Paquete de pasta filo
300 gr Espinacas frescas
200 gr Champiñones fresco
1/2 Cebolla
1 Ajo
Sal y Pimienta al gusto
Queso Brie al gusto*
Mantequilla
AOVE

*Yo he comprado un queso brie pequeño redondo y he utilizado la mitad


Elaboración
1. Coloca una sartén a fuego medio y añade una cucharada de AOVE. Cuando esté caliente añade las espinacas y deja que se hagan, removiendo de vez en cuando. Sácalas y reserva en un colador
para que vayan perdiendo el exceso de agua.
2. Lava y corta los champiñones en láminas y en la misma sartén utilizada, añade una cucharada de AOVE y echa los champiñones. Deja que se hagan y cuando estén, sácalos y reserva.
3. De nuevo en la misma sartén, con un poco de AOVE, añade la cebolla y el ajo bien picaditos ambos. Cuando estén listos, añade las espinacas y los champiñones a la sartén. Mezcla todos los ingredientes juntos y deja que se cocinen un par de minutos. Después saca y reserva, pues hay que dejar que se atempere lo máximo posible para rellenar el Strudel.
4. Derrite un poco de mantequilla para pintar las hojas de pasta filo, puedes hacerlo en el microondas unos segundo, o en un cazo a fuego bajo.
5. En este momento ya puedes ir encendiendo el horno con calor arriba y abajo,
a una temperatura de 190°. 
6. Saca la pasta filo del frigorífico y coloca sobre un papel de horno la primera hoja de pasta filo y ayudándote con una brocha, pinta esta con mantequilla. Hazlo con cuidado, pues esta pasta es muy delicada y fácil de romper, como también es rápida en secarse, así que debemos trabajar a buen ritmo!
7. Cuando hayas pintado la primera hoja de pasta filo, coloca sobre ella la segunda y de nuevo pinta esta. Repite este proceso colocando una hoja sobre otra hasta acabar con el paquete, que suelen contener entre 10-12 hojas, dependiendo de la marca que compres.
8. Una vez listo, coloca en un lado, en horizontal el relleno de las espinacas que tenemos reservado, y por encima añade el queso brie repartido en trocitos.
9. Deja unos 3-4 centímetro a cada lado libres y dobla estos bordes hacia dentro, después comienza a enrollarlo sobre sí mismo envolviendo el relleno.
10. Una vez lo tengas listo, mételo en el horno.
11. Tardará en hacerse alrededor de 35-40 minutos aproximadamente, dependiendo del horno. Si ves que se queda demasiado tostado por arriba, puedes cubrirlo con papel de aluminio hasta que termine de hacerse, pues piensa que tiene bastantes capas y que aunque por fuera tenga un tono dorado, por dentro puede que aún necesite tiempo para hacerse.
12. Cuando lo tengas listo, sácalo de horno y.... ¡a comer!
(Aguanta perfectamente hasta por la noche, si quieres dejarlo hecho por la mañana)

Mira que corte más rico y sobre todo....como cruje! ñam ñam ♥ 


Espero que te haya gustado la receta de hoy, 
y nos vemos pronto con más!

Patri







BESUGO AL HORNO CON PATATAS Y LIMÓN

10.2.20


Una receta de lo más sencilla y quizás por eso tan rica! A veces sólo hacen falta dos ingredientes y un ratito de cocina para disfrutar de una comida deliciosa, y creo que esta receta es un claro ejemplo de ello. Con un pescado bien fresco y rico como es el Besugo, unas pocas patatas y limón, ya tenemos lista la comida, bien para un día cualquiera o incluso para una celebración.


Además tenemos que tener en cuenta que este es un pescado azul, casi magro con un aporte calórico moderado, perfecto para dietas. Contiene Vitaminas del grupo B, destacando la B12, así como minerales como el Potasio, Fósforo, Calcio, Magnesio y Hierro. Y un alto contenido en Omega 3 y 6. Pero deben tener especial cuidado en su consumo las personas con problemas de ácido úrico,
por su alto contenido en purinas. 
Por lo demás, como ves, es un pescado bien rico, sabroso y perfecto para cuidarnos!


BESUGO AL HORNO CON PATATAS Y LIMÓN

Ingredientes
(Te indico las cantidades que he utilizado yo para cuatro personas, que como verás son fáciles de modificar dependiendo de cuantos vayáis a disfrutar de este plato!)

* Pídele a tu pescadero que te dé el Besugo preparado para hacer al horno, de esta manera te lo dejará limpio, pero entero y con unos cortes en el lomo, perfectos para encajar nuestras rodajas de limón.

* Como siempre, intentar utilizar productos ECO ♥

2 Besugos de 700 gr aprox. cada uno
4 Patatas medianas
1 Limón en rodajas
80 ml Vino Blanco
4 Ajos enteros con piel
AOVE
Sal
Pimienta
Cilantro fresco

Elaboración
1. Enciende el horno a 190° con calor arriba y abajo.
2. Pela y lava las patatas, para después cortarlas en rodajas de 1/2 centímetro aproximadamente.
3. Unta una fuente de horno con aceite y coloca las patatas en la fuente. Salpimienta estas, añádeles un chorrito de aceite por encima y mete la bandeja en el horno.
Tardarán en hacerse unos 10-15 minutos (dependiendo del horno).
Deja que se queden un poquito duras, pues van a terminar de hacerse con el pescado, después.
4. Cuando ya tengas las patatas listas, coloca sobre estas el besugo (previamente lávalo debajo del grifo para evitar que queden escamas en la piel)
5. Salpimienta el besugo, coloca las rodajas de limón en los cortes del lomo, y añade el vino blanco sobre el besugo y las patatas.
6. Añade sobre el besugo un chorrito de aceite.
7. Dales un golpe a las ajos con el cuchillo, sin quitarles la piel y colócalos en la bandeja entre las patatas.
8. Mete la bandeja al horno de nuevo con la misma temperatura y deja que se terminen de cocinar las patatas mientras se hace el besugo, aproximadamente unos 15-20 minutos.
(Controla el tiempo, ya que este puede variar siempre de un horno a otro)
9. Una vez listo, sácalo del horno, añade unas hojas de cilantro previamente lavadas por encima y
ya puedes servir!

Sencillo y riquísimo ♥

¡Nos vemos pronto con nuevas recetas!

Patri




GRANOLA CON QUINOA Y VIRUTAS DE CHOCOLATE

4.2.20


En casa siempre empezamos el día con cereales que tomamos con leche de avena. Desde hace unos años, sustituimos la leche de vaca en los desayunos por diferentes motivos de salud.

La primera en hacer el cambio fuí yo, pues tuve un problema de salud intestinal que me hizo pasar dos años de mi vida bastantes complicados, y uno de los cambios que realicé en mi alimentación, fue eliminar la leche de vaca en el desayuno. Aunque tomo algún yogur muy, muy esporádicamente y queso en algunas ocasiones, saliendo de esto, no tomo más lácteos, tampoco mi marido y mi hijo.

En el caso de mi marido por temas de rinitis, lo que le hizo mejorar muchísimo. Y en el tema de mi hijo, le vino fenomenal para que desapareciese casi por completo el acné. Así que desde entonces nos hemos acostumbrado y la verdad es que lo hemos notado mucho, sobre todo en el tema de congestión nasal los tres, y sobre todo en que desde que hemos hecho estos cambios alimentarios, no hemos tenido un sólo catarro en tres años. Y mira que yo era lechera, pero de las de leche de vaca fresca,
¡¡de la rica, rica!! 

Ahora la verdad es que no cambio mi leche de avena de por las mañanas, por nada, y eso sí, la tomamos ecológica, casi como el 90% de los productos que hay en casa y por supuesto
sin azúcares añadidos.


Y como ya te he dicho, somos de cereales por las mañanas, pero nunca encontrábamos cereales en el mercado que no tuviesen apenas azúcares, y que los que tuviese al menos fuesen saludables, asi que hace ya unos años empezamos a prepararnos nosotros mismos la Granola (te dejo aquí otra receta).

Solemos prepararla los fines de semana, pues apenas tardas unos 15 minutos, y la dejamos lista en botes para toda la semana. De esta manera, no solo evitamos los azúcares, sino que ¡la hacemos a nuestro gusto! Y esta de hoy está hecha especialmente para mi hijo, que quería una con virutillas de chocolate para que luego se le deshagan en la leche de avena calentita! 


Esta Granola tiene una mezcla de cereales fabulosos, con unas propiedades perfectas para comenzar el día, pues de momento la Quinoa es rica en proteínas, minerales como el Calcio, Hierro y Magnesio, Vitaminas como C, E, B1 y B2, y también en Aminoácidos y Omega 6. Por su parte la Avena es uno de los cereales más completo y equilibrado que podemos encontrar. Y el Centeno destaca por su aporte de Vitaminas del grupo B y Minerales Antioxidantes. Y por supuesto no podemos olvidarnos del Arroz, rico en Vitamina D y Hierro, y excelente para nuestro sistema inmune. Asi que... ¿no te parece una manera estupenda de empezar el día, tomando esta Granola? ♥


GRANOLA CON QUINOA Y VIRUTAS DE CHOCOLATE

Ingredientes
120 gr de Copos gruesos de Avena
40 gr Copos de Centeno
30 gr Copos de Arroz
25 gr Copos finos de Avena
40 gr Copos de Quinoa
15 gr Lascas de coco
1/2 Cucharada de Miel
1/2 Cucharada de AOVE
30 gr Chocolate 70% rallado
*Todos los Cereales, así como muchos otros productos, los compramos en Casa Terra, Madrid.
* En cuanto a la Miel, es de fabricación casera que nos la traen de Asturias unos amigos.

Elaboración
1. Enciende el horno a 160°, con calor arriba y abajo.
2. Coloca todos los cereales (avena fina y gruesa, quinoa, centeno, arroz) sobre una bandeja de horno, que tenga un poco de fondo para que los puedas mover sin que se te caigan.
3. Añade la miel y el aceite ,y mezcla bien con todos los cereales.
4. Introduce la bandeja en el horno, durante unos 12 minutos.
5. Remueve todo el contenido de la bandeja cada 3 minutos.
6. Saca la bandeja del horno y colócala sobre una rejilla. Deja que se enfríe por completo.
7. Mientras aprovecha a rallar el chocolate y resérvalo.
8. Cuando se haya enfriado por completo, añade las virutas de chocolate y las lascas de coco.
9. Mezcla todo bien y ya puedes guarda la Granola en botes.

¡Ya la tienes lista para disfrutarla en tus desayunos o meriendas!


Espero que te haya gustado la receta de hoy,
y nos vemos pronto con más! ♥

Patri





SCONES INGLESES INTEGRALES

31.1.20


Hace mucho tiempo, en los principios de este Blog, preparé por primera vez Scones Ingleses. En aquella ocasión, no eran integrales, pero sí han sido desde entonces una receta que en casa hemos preparado en muchas ocasiones los fines de semana para desayunar o incluso para merendar.


Hoy te traigo un nueva receta de Scones Ingleses, pero esta vez elaborados con harina integral.
Creo que a partir de ahora, las próximas veces que los preparemos en casa bien
para desayunar o merendar, serán con harina integral. 
Sin duda, nos han encantado a los tres en casa! Prueba de ello,
es que ayer los preparé y hoy ya se han terminado!!
(Tengo que ponerme manos a la masa ya mismo, otra vez!!)


Los he encontrado más húmedos, esponjosos y con mayor aroma. Y no es que reniegue los que están elaborados con harina blanca convencional, que los seguiré preparando te lo aseguro,
pero sin duda a partir de ahora van a cobrar más importancia estos.

Además, al elaborarlos con harina integral, conservamos todos los nutrientes y propiedades de la harina al conservar todas sus partes en la molienda. Mientras que en la harina blanca convencional no es así. Así que, mejor integrales, ¿verdad?

Y ahora, voy a contarte como prepararlos. Porque son lo más fácil del mundo y apenas tardas unos 20 minutos en tenerlos listos, asique no tienes excusa para desayunar o merendar este fin de semana... ¡unos riquísimos Scones Ingleses!


SCONES INGLESES

Ingredientes
250 gr Harina Integral
70 gr Mantequilla fría cortada en tacos de unos 2-3 cms
10 gr Levadura en polvo
5 gr Bicarbonato
15 gr Panela
125 ml Leche Avena*
1 Pizca de sal en escamas 

*Puedes utilizar la leche que más te guste. En mi caso, he utilizado la leche de avena,
porque es la que tomamos en casa.

Elaboración
1. Calienta el horno a 200°, con calor arriba y abajo
2. En un bol echa la harina integral junto con la panela y la sal. Añade la mantequilla,
y con las manos ves mezclando los ingredientes para que la mantequilla se vaya integrando con la harina poco a poco, sin que llegue a derretirse, solamente que se integre bien.
3. Añade la levadura, el bicarbonato, la sal y la leche. Y con la ayuda de una cuchara de madera, mezcla bien todos los ingredientes hasta formar una masa.
4. Saca la masa del molde y colócala sobre una superficie un poco enharinada,
para que no se te pegue. 
5. Con las manos forma una bola y ves aplanándola, hasta formar como una
torta de unos 2 cms de grosor.


6. Colócala sobre una bandeja, forrada esta con papel de horno y corta en porciones triángulares como si se tratase de una pizza.
7. Separa las porciones unos dos centímetros entre ellas para que no se unan durante el horneado, ya que aumentarán un poco su volumen. 


8. Hornea a 200°, durante unos 14-16 minutos. 
9. Sácalos del horno y deja que se enfríen sobre una rejilla.
10. Una vez atemperados, ¡ya están listos para comer!

¡Verás que ricos están!


¡Estoy segura de que no te va a sobrar ni uno!
 

Espero que te haya gustado la receta de hoy,
y nos vemos pronto con más recetas ♥


Patri ♥








MARMITAKO (A mi estilo!)

28.1.20


Hoy te traigo una receta la "mar" de rica... Marmitako.

Es escuchar el nombre y se me hace la boca agua, ¡no lo puedo evitar!
Seguro que has comido Marmitako infinidad de veces, eso no me cabe duda y no es que ahora, vayas a probar el mejor de los mejores con mi receta. Pero si puedo decirte, ¡que está bien rico! 

Para cocinarlo he utilizado los ingredientes principales de la receta, pero también le he añadido otros nuevos, como por ejemplo tomates secos en aceite, laurel y pimentón.
Y le dan un toque a este Marmitako.... ¡de chuparse los dedos!

Lo único que puedo decirte es que mantengas alejada la barra del pan,
¡si no quieres comértela entera!
El caldo ha quedado riquísimo y con el espesor que le aporta la patata chascada, y que en media hora lo tienes listo....¡no hay pegas para comerse un rico Marmitako cualquier día de la semana!


Vamos con la Receta...

MARMITAKO


Ingredientes
2 Cucharadas soperas de AOVE
1/2 Cebolla cortada en brunoise*
1/2 Pimiento verde cortada en brunoise
1 Ajo (o 2 sin son pequeños) cortada en brunoise
2 Cucharadas soperas de Tomate Triturado
2 Tomates secos en aceite cortados en brunoise (suelen ser de un tamaño tipo Cherry)
1 Hoja de Laurel
600 gr Patatas peladas y chascadas
1/2 Cucharadita de Pimentón
650 gr Bonito fresco cortado en dados de unos 2-3 centímetros
Agua
Sal
Pimienta Blanca

*Brunoise: Se trata de cortar las verduras en cortes muy pequeños de unos 3 mm.

Elaboración
1. Pela y lava las patatas. Cháscalas y reserva.
2. En una cazuela a fuego medio, echa las dos cucharadas de AOVE.
3. Añade la cebolla, el pimiento verde y el ajo. Rehoga durante unos 3 minutos para que quede bien pochado la cebolla y el pimiento.
4. Añade las dos cucharadas de tomate triturado, los tomates secos en aceite y la hoja de laurel.
Deja que se cocine un par de minutos todo.
5. Añade las patatas chascadas, remueve todo bien y cocina un par de minutos.
5. Añade agua hasta cubrir las patatas un dedo por encima y cocina unos 15 minutos aproximadamente. (Este tiempo dependerá del tamaño de las patatas, asi que procura estar pendiente y probarlas para que no se te pase el tiempo, si son pequeños los trozos, y se te deshagan)
6. Añade sal y pimienta blanca al gusto.
7. Cuando le falten unos 3 minutos a las patatas, añade el bonito cortado en tacos de unos 2-3 centímetros. Tapa la cazuela esos minutos y deja que termine de cocinarse todo junto.
8. Retira del fuego y... ¡listo para servir!


Espero que te haya gustado la receta de hoy!
Nos vemos pronto... ¡con una nueva receta!

Patri ♥





PURÉ DE MERLUZA Y VERDURAS

21.1.20


Ya os he dicho que me encantan las cremas y purés, no puedo evitarlo. Y este no puedo deciros otra cosa, más que está buenísimo y que me parece una manera perfecta para combinar las verduras y el pescado en un sólo plato. Además, me parece estupendo para los más peques de la casa, pues es una buena forma de que coman pescado sin tener que encontrarse con espinas y además al llevar verduras, lo hace perfecto, ¿no te parece?


Podemos prepararlo para las comidas o para las cenas.
En casa solemos hacerlo mucho para las cenas, pues es ligero aunque completo y de fácil digestión, lo que lo convierte en una cena rica antes de irnos a la cama.



PURÉ DE MERLUZA CON VERDURAS

Ingredientes para 3 personas
100 gr Zanahoria
60 gr Cebolla
65 gr Puerro
160 gr Patata
20 ml AOVE
35 ml Vino Blanco
600 ml Agua
300 gr Lomo de merluza
Sal y pimienta al gusto

Elaboración
1. Pela y lava las zanahorias, patatas y el puerro.
2. Pela la cebolla.
3. Corta las zanahorias, las patatas, el puerro y la cebolla en trozos pequeños, todos del mismo tamaño más o menos.
4. Echa AOVE en una cazuela a fuego medio y añade las zanahorias, las patatas, el puerro y la cebolla.
5. Añade sal y pimienta y rehoga durante 3-4 minutos.
6. Añade el vino blanco y deja que se evapore el alcohol durante 1-2 minutos.
7. Añade el agua y lleva a ebullición. Deja que se cocine durante 10-12 minutos.
8. Añade la merluza en trozos y deja que se siga cocinando todo junto unos 5 minutos más.
9. Retira del fuego y deja un par de minutos que repose.
10. Tritura con la batidora y por último añade un poco de perejil picado.
¡Ya está listo para servir!


Espero que te haya gustado la receta.

¡Que tengas un feliz día!





BIZCOCHO DE TRIGO SARRACENO CON SEMILLAS DE AMAPOLA

17.1.20


Este bizcocho ha sido toda una aventura en la cocina, pues hasta ahora, siempre que había utilizado la harina de trigo sarraceno, lo había hecho mezclando esta con otro tipo de harina más. Pero me gusta tanto el sabor intenso del trigo sarraceno que quería darle todo el protagonismo en un bizcocho y sin duda el resultado me ha encantado.

Es un bizcocho de miga esponjosa, pero densa y contundente, y no debemos olvidar que el trigo sarraceno no contiene gluten, por lo que este bizcocho es ideal para las personas que deben tener una dieta libre de gluten.

El trigo sarraceno es alto en fibra soluble por lo que nos ayuda a controlar el apetito y destaca por su contenido en Omega-6, así como Potasio, Magnesio, Hierro y Fósforo, a parte de Vitaminas del grupo B, y que tiene efecto antiinflamatorio en nuestro organismo. 

Y por si esto fuera poco, se considera un grano de naturaleza Yang dentro de la Medicina China, por lo que ayuda a calentar nuestro organismo de dentro a afuera, armonizando el funcionamiento de los riñones y ayudando a la retención de líquidos.

Sin duda, es un alimento que no debemos de olvidar incluir más a menudo en nuestra dieta,
¿no te parece?

             
Y hoy vamos a utilizarlo en este Bizcocho. Pero he de recordarte que el sabor del trigo sarraceno es intenso, y que este bizcocho no contiene azúcar, pues la he sustituido por dátiles, que le aportan más sabor si cabe pero sin darle un dulzor como el que puedes encontrar en un clásico bizcocho.
Una manera sana y saludable de comer bizcocho. Y creo que vas a repetir, al menos nosotros ya lo hemos hecho, pues se ha convertido en un desayuno perfecto! 



¡Que tengas un feliz día!










ROSCÓN DE REYES

4.1.20



¡Me encanta el Roscón de Reyes! Para mí sin duda, es el mejor dulce de toda la Navidad. Además en casa, no se prueba hasta la mañana de Reyes. Así que cuando nos levantamos, no es sólo la emoción de los regalos, sino más bien la emoción de hincarle todos el diente al Roscón!

En esta receta, voy a contarte como prepararlo de dos maneras. Una, utilizando la THX y otra sin ella. Te aseguro que ambos casos el proceso es sencillo y vas a disfrutar de el! Y verás el aroma tan maravilloso que inunda la casa, desde el momento en que empiezas a elaborarlo!



RECETA DE ROSCÓN DE REYES


Ingredientes: (Para 1.000 kg de masa)
A mí me salío un roscón de los grandes, había que repartir con la family!. Pero si no lo queréis tan grande podéis utilizar la mitad de cada ingrediente o bien preparar dos.
☼ 120 gr de azucar glas (o bien azucar normal y hacer el azucar glas en la Thx*).
☼ La piel de 1 limón*
☼ La piel de 1 naranja*
* Para hacer el azucar glas en la Thx, simplemente ponemos en el vaso el azucar blanca y programamos 1 min, Vel 5-10.
* Sólo la piel, nada de la parte blanca porque amarga.

Ingredientes para masa madre:
70 ml de leche entera
10 gr de levadura prensada fresca (podéis encontrarla en al sección de mantequillas, al menos en el Mercadona, en pequeños paquetitos de color amarillo)
1 cucharadita de azucar blanca
130 gr de harina de fuerza

Ingredientes para la masa:
60 ml de leche entera
70 gr de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos
1 huevo para pintar
20 gr de levadura prensada fresca
30 ml de Aroma de Azahar
450 gr de harina de fuerza
1 pizca de sal
Fruta confitada para decorar
Azucar humedecido para decorar
Y....
Nata! (Yo utilizo una que tiene María Lunarillos, Ambiante y es espectacular, de rica y con una consistencia increíble que permite que no se caiga la nata después de montada, nunca! Además no tienes que añadirle azúcar, ni nada de nada, sólo montar!)


ELABORACIÓN EN THX

1. Pulverizamos el azucar blanca programando 30 seg, Vel 5-10. Después añadimos la piel del limón y la de naranja sin quitar el azucar y programamos 15 seg, Vel 5-10. Lo sacamos del vaso y reservamos. Veréis que tiene un color entre naranja y amarillo muy bonito. Este será el color de nuestro roscón en el interior.
2. Ponemos en el vaso los ingredientes de la masa madre y mezclamos 15 seg, Vel 4. Sacamos la masa del vaso y formamos una bola sobre la mesa de trabajo. La colocamos en un bol y la cubrimos con agua templada, dejándola dentro hasta que doble su volumen y flote. Entonces estará lista. El tiempo dependerá de la temperatura del ambiente. A mí me tardó unos tres cuartos de hora con una temperatura cálida.
3. Una vez tengamos lista la masa madre, ponemos en el vaso los ingredientes de la masa que serían la leche, mantequilla, huevos, levadura prensada fresca, aroma de azahar, harina de fuerza, sal y el azucar que teníamos reservado con la piel de naranja y de limón. Y por último sacamos la masa madre del agua y la añadimos. Mezclamos primero durante 30 seg, Vel 6 y seguidamente amasamos programando 3 min, Vaso Cerrado, Vel Espiga.
Sin quitar el vaso de la Thx y sin quitar el cubilete, tapamos la máquina con unos paños de cocina y dejamos reposar la masa dentro hasta que se salga por el cubilete. Esto nos llevará una hora aproximadamente, dependiendo nuevamente de la temperatura ambiental.
4. Bajamos la masa hacia abajo y volvemos a amasar 1 min, Vaso Cerrado, Vel Espiga. Sacamos la masa del vaso, la colocamos sobre la mesa de trabajo previamente enharinada y formamos una bola con ella.
5. Metemos los dedos en centro de la bola, y vamos abriendo un agujero hasta dejar una corona de unos 35-40 cms de diámetro. La colocamos sobre una bandeja de horno forrado con papel vegetal y la pintamos con huevo batido. Adornamos con la decoración que hayamos elegido. En mi caso he utilizado guindas y calabaza confitada. Y por último espolvoreamos con azucar húmedo*.
* En un bol ponemos un poco de azucar, (el que vayamos a utilizar), y le añadimos unas gotas de agua. Con las manos lo mezclamos bien y si vemos necesario añadimos un poco más de agua. Hasta que veamos que podemos formar los pequeños montocitos de azucar que iremos esparciendo sobre el roscón.

6. De nuevo dejamos reposar hasta que doble su volumen la masa y entonces será el momento de meter en el horno que tendremos precalentado a 200°. Horneamos durante 5 minutos a esta temperatura y después la bajamos a 180° y seguimos horneando entre 15-20 minutos más.

Deberéis estar pendientes durante el horneado, pues ya sabéis que los tiempos siempre son orientativos y que pueden variar de un horno a otro.
En mi caso, a la mitad de la segunda parte del horneado tuve que girarle porque se estaba haciendo mucho más por la parte interior.


ELABORACIÓN A MANO

1. Utilizaremos azucar glas y rallaremos la piel de naranja y de limón con un rallador dejándolo muy picado. Mezclamos las ralladuras con el azucar para que la mezcla coja ese color entre amarillo y naranja, que será el color de nuestro roscón en el interior. Podéis hacerlo con las manos la mezcla, apretando para que se empape bien el azucar y adquiera el color. Reservamos.
2. Para hacer la masa madre, en un vaso ponemos la leche con la levadura para disolverla y en un bol añadimos la harina junto con el azucar y mezclamos. Después le añadimos la leche con la levadura bien disuelta y con las manos mezclamos. Sacamos la masa del bol y la colocamos sobre la mesa de trabajo para formar una bola. La colocamos en un bol cubriéndola con agua templada y dejamos reposar hasta que doble su volumen y flote en el agua. Aproximadamente unos tres cuartos de hora. Dependerá de la temperatura ambiental. Entonces estará lista.
3. En un vaso con la leche restante de la masa, volvemos a repetir la operación de antes, disolviendo la levadura restante. Esto lo añadiremos a un bol con el resto de los ingredientes de la masa que son la mantequilla, huevos, aroma de azahar, harina de fuerza, sal y el azucar con las ralladuras de naranja y limón que teníamos reservado. Por último sacamos la masa madre del agua y la añadimos.
4. Mezclamos todos los ingredientes bien dentro del bol con las manos y cuando esté lista la sacamos y ponemos sobre la mesa de trabajo previamente enharinada. Comenzcamos a amasar durante unos 6 minutos. Cuando la tengamos lista, la volvemos a colocar dentro de un bol y tapamos con unos paños para dejarla reposar y que doble su volumen. Aproximadamente una hora. Dependerá de la temperatura ambiente.
5. Con una paleta aplastamos la masa en el bol y la sacamos de nuevo a la mesa de trabajo espolvoreada de harina para volver a amasar durante unos 2 minutos. Después formamos una bola y abrimos un agujero en el centro que iremos abriendo poco a poco hasta formar una corona de unos 35-40 cms de diámetro.
6. La colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal y pintamos con un huevo batido. Le añadimos los ingredientes que hayamos escogido para la decoración y por último le añadimos el azucar humedecido que un poco más arriba os explico como hacerlo.
7. Dejamos reposar hasta que doble su volumen mientras precalentamos el horno a 200°. Una vez lista, la introducimos en el horno y horneamos a 200° durante 5 minutos. Después bajamos la temperatura a 180° y seguimos horneando 15-20 minutos más.
Como he dicho en la elaboración con Thx, deberéis estar pendientes durante el horneado, pues ya sabéis que los tiempos siempre son orientativos y que pueden variar de un horno a otro.

En mi caso, a la mitad de la segunda parte del horneado tuve que girarle porque se estaba haciendo mucho más la parte más interior.


Ahora sólo nos queda esperar a que se enfríe para rellenarlo si queremos. Podemos hacerle un rellenos de nata montada, trufa,.....lo que más nos guste.


Y lo mejor de todo es...... que ya podemos sentarnos a comernos un trozo de este delicioso

Roscón de Reyes hecho por nosotras! Fantástico!, ¿no?



¡¡Ser felices!!
Y portaros bien, que los Reyes ¡¡ya nos están vigilando!!