BABA GANOUSH CON PAN DE PITA

25.6.20



Hoy te traigo dos recetas bien ricas, que si bien acompañadas son perfectas, también podrías utilizar el Pan de Pita para rellenarlo con tus ingredientes favoritos, como si fuese un sandwich y así preparar una cena o comida informal cualquier día de la semana!

En esta ocasión yo lo he preparado para acompañar al Baba Ganoush, un plato típico de la cocina árabe y mediterránea, muy parecido al humus, pero con la diferencia principal de que en vez de garbanzos, se utiliza berenjena asada. 

Y por supuesto para acompañarlo, no puede falta el Pan de Pita para untar, untar y untar!
¡Porque está tan rico que no pararás de hacerlo hasta que se acabe!

Vamos con las Recetas...

BABA GANOUSH Y PAN DE PITA



Ingredientes para Baba Ganoush

2 Berenjenas de unos 250 gr cada una
1 Cucharada colmada de Tahini crudo, sin tostar
Zumo de medio limón
1 Cucharada de Perejil fresco picado
1/2 Cucharadita de Comino en polvo
1 Ajo picado
Sal y Pimienta al gusto
1 Cucharada de AOVE Aceite de Oliva Virgen Extra,
y un poco más para echar por encima al final
1 Pizca de Pimentón dulce o picante
(en mi caso, lo hemos utilizado dulce)
para espolvorear al final por encima (como ves, yo he usado el Pimentón en la mitad
y en la otra no, para que hubiese para todos los gustos!)
Unas pocas Semillas de sésamo crudo


Preparación
1. Calienta el horno a 200° con calor arriba y abajo.

2. Lava bien las berenjenas y córtalas a la mitad.
Hazle unos cortes a lo largo y ancho, para que se asen bien. 

3. Cuando el horno esté caliente, mete las berenjenas en una fuente apta para el horno y deja que se asen durante unos 40-50 minutos, dependiendo del horno y del tamaño de las berenjenas.

4. Cuando estén listas, sácalas del horno y deja que se enfríen.

5. Una vez las tengas listas, pélalas y echa la carne de la berenjena en una batidora o robot, junto con el resto de los ingredientes, excepto el pimentón y las semillas de sésamo, y tritura hasta que te quede una pasta homogénea.

6. Una vez lista, reserva en el frigorífico hasta que vayas a consumirla. Entonces, añade un chorrito de AOVE por encima, con unas semillas de sésamo y si quieres un poco de pimentón
dulce o picante espolvoreado por encima.

¡Ya está listo!

Y ahora vamos a preparar el Pan de Pita....




Ingredientes para Pan de Pita

320 gr Harina Panificable
80 gr Harina de Trigo Integral
250 ml Agua templada
5 gr Sal
5 gr Levadura Fresca
1 Cucharada de AOVE Aceite de Oliva Virgen Extra

Elaboración

1. En un bol, mezcla el agua templada, el aceite y la levadura,
y mezcla bien para que se deshaga la levadura.

2. A la mezcla anterior, añádele la harina panificable y la harina integral, y mezcla con una cuchara. Una vez estén bien mezclados los ingredientes, amasa durante 5 minutos y deja reposar la masa en un lugar cálido, hasta que doble su volumen.
2*. Si tienes Thermomix, añade al vaso el agua, el aceite y la levadura y programa 20 segundos, 37°, Velocidad 3. Y seguidamente amasa durante 3 minutos, vaso cerrado, Velocidad Espiga.
Saca la masa del vaso y deja reposar hasta que doble su volumen.



3. Divide la masa en porciones de unos 80 gr aproximadamente cada una y estira cada porción con un rodillo, dejando un pan de unos 15n cms de diámetro, con unos 3 cms aproximadamente de grosor, y de nuevo deja reposar la masa unos 15 minutos.


4. Calienta el horno a 250° con calor arriba y abajo, y mete la bandeja sobre la que vas a hornear los panes de pita en el horno para que se caliente.

5. Una vez tengas la masa de los panes lista, coloca estos sobre un papel de hornear con las masas de los panes encima y pasa este sobre la bandeja del horno que ya está caliente.

6. Hornea unos 2-3 minutos por cada lado. Verás que durante el horneado, aunque es muy corto, enseguida los panes se inflarán. Cuando lo hayan hecho por un lado, que será unos 2-3 minutos, dales la vuelta para que se hagan bien por ambos lados, dejando que se inflen de nuevo por este lado, 2-3 minutos.

7. Coloca sobre una rejilla un paño y cuando estén los panes, sacalos. Coloca estos sobre el paño, sobre la rejilla, y tápalos con el paño para que no pierdan humedad y se queden secos.

8. Repite el proceso con el resto de masa de pan de pita que te quede.

9. Cuando vayas a consumirlos córtalos en tríangulos o bien ábrelos para rellenarlos, si quieres utilizarlos para otra receta!


¡Espero que te hayan gustado las recetas de hoy!


¡Nos vemos pronto con una nueva receta!

Patri ♥






ALBÓNDIGAS DE TERNERA AL HORNO CON VERDURA Y SALSA DE ZANAHORIAS

19.6.20



Hoy comparto contigo esta receta que me gusta porque me parece una manera más sana y rica de comer albóndigas, ya que están cocinadas en el horno en vez de fritas, lo que las hace como es lógico,
más saludables.

En casa comemos muy poco ternera, más o menos, una o dos veces al mes, y este mes lo hemos hecho preparando estas ricas albóndigas, aunque si no quieres utilizar ternera, puedes hacerlas de carne picada de pavo o de pollo, y te aseguro que están igual de ricas, porque también las preparamos en casa con esa carne y te aseguro que quedan perfectas! Lo único que el tiempo de horneado puede disminuir un poquito con la carne de pollo o pavo, así que tendrás que tenerlo en cuenta si cambias la carne a utilizar para prepararlas.


Y para cocinarlas he utilizado verdura, es decir, que la carne picada de ternera la he mezclado con calabacín, puerro y ajo, que las hace más jugosas. Y como es lógico, unas albóndigas sin salsa no serían lo mismo y para que no pierdan ese punto saludable que tienen por su preparación e ingredientes, las he acompañado con una salsa de zanahorias que le va fenomenal!

Si este plato lo acompañas con una ensalada verde, sin duda tienes una comida completa, saludable y bien rica para cualquier día de la semana!


ALBÓNDIGAS DE TERNERA AL HORNO
CON VERDURA Y SALSA DE ZANAHORIAS

Ingredientes
(para 5 personas)
A poder ser que los ingredientes, sean como siempre BIO, incluyendo la carne.

Para las Albóndigas:
700 gr de Carne picada de ternera
1/2 Calabacín
1/2 Puerro
1 Ajo
1 Huevo
2 Cucharadas de Harina de Avena Integral
1 1/2 Cucharadita de Nuez Moscada molida
Sal y Pimienta al gusto
AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra)


Para la Salsa de Zanahorias:
3 Zanahorias
1 Cebolla dulce pequeña o media grande
1 Ajo
1/2 Puerro
40 ml Vino Blanco
500 ml Agua
Sal y Pimienta al gusto
1 Cucharada de Perejil y un poco más para espolvorear al final

Elaboración

1. Calienta el horno a 200°, con calor arriba y abajo

2. Lava y pela el calabacín, y córtalo en trocitos pequeños.

3. Lava bien el puerro, quítale la primera capa y pícalo también en trocitos pequeños como el calabacín, y por último pela y pica también el ajo.


4. En un cuenco echa la carne picada y añade a esta la verdura que tenemos picada y mezcla bien.

5. Añade el huevo y mezcla bien con todos los ingredientes y seguidamente añade la sal y pimienta al gusto, la nuez moscada y la harina de avena. Mezcla todo bien.

6. Prepara una fuente apta para el horno pincelada con  una cucharada de AOVE para que no se peguen las  albóndigas cuando se estén haciendo.

7. Coge pequeñas cantidades de la mezcla preparada para formar las albóndigas y ves colocándolas en la fuente de horno que tenemos lista.

8. Una vez tengas todas las albóndigas preparadas, mete la fuente en el horno y deja que se hagan durante unos 25 minutos. (El tiempo de horneado siempre puede variar de un horno a otro, así que recuerda abrir una albóndiga un poco
para comprobar que están bien hechas antes de sacarlas del horno)

9. Mientras se hacen las albóndigas, en una cazuela con un par de cucharadas de AOVE y a fuego medio, echa la zanahoria pelada y cortada en trozos, también la cebolla, el ajo y el puerro.

10. Cocina las verduras hasta que estén doradas y bien pochadas. Entonces añade el vino blanco y deja que se cocine un par de minutos para que se evapore el alcohol.

11. Añade el agua, la sal y pimienta al gusto y el perejil, y deja que se cocinen las verduras hasta que estén blanditas.

12. Una vez listas, retira del fuego, deja que se temple un poco y tritura con la batidora o un robot de cocina, hasta que no queden grumos.

13. Mientras saca las albóndigas del horno, que ya estarán listas.


14.Con la salsa ya preparada y las albóndigas listas, ya puedes echar en el plato la salsa y sobre esta colocar las albóndigas. Por último espolvorea con un poco de perejil y listo, ¡a comer!


¡Espero que te haya gusta la receta de hoy, y nos vemos pronto con una nueva receta!

Patri ♥




CRUMBLE DE BROCOLI Y BACALAO

12.6.20



Hoy comparto contigo una nueva receta...

En casa nos gustan las verduras muchísimo, nos dá igual cual sea y la manera en la que estén cocinadas,
que disfrutamos de todas ellas.

En esta ocasión he utilizado Brócoli, que aunque al principio tenía algunas dudas de si encajaría bien con el Crumble y el Bacalao, un pescado que a mí personalmente me encanta y que está entre mis favoritos, he decirte que en esta receta ha encajado todo!


No tengo duda de que es una receta que se vá a quedar en mi cocina para siempre,
porque nos ha gustado mucho la combinación de ingredientes que he utilizado,
el sabor de todos ellos juntos, porque es una receta sencilla de elaborar, para la que no necesitas
horas de cocina y aún así disfrutas de un plato completo y delicioso...¡para mí lo tiene todo!


Ahora solo espero que a tí también te guste y te animes a prepararla, porque estoy segura de que vas a terminar como yo.... haciéndole un hueco en tu recetario cotidiano!



CRUMBLE DE BRÓCOLI Y BACALAO

Ingredientes

(Para 4 personas)
700 gr Lomo de Bacalao fresco
600 gr Brócoli fresco o congelado
60 gr Harina de almendras o almendras molidas
60 gr Harina Integral
55 gr Parmesano rallado
55 gr Mantequilla fría
Sal y Pimienta blanca al gusto
AOVE Aceite de Oliva Virgen Extra
Agua

Elaboración

1. Enciende el horno a una temperatura de 190°, con calor arriba y abajo.

2. Coloca una cazuela con agua a fuego medio y mientras se calienta, limpia y corta el brócoli en trozos no muy grandes. Cuando el agua comience a hervir, añade el brócoli y deja que se haga durante unos 3-4 minutos. 
Si tienes el brócoli congelado, igualmente calienta el agua y cuando comience a hervir añade este, deja que se haga unos 3-4 minutos igualmente.

3. Mientras corta en bacalao en tacos de unos 5 cms aproximadamente o cuando lo compres, pídele a tu pescadero que ya te lo dé cortado.

4. Echa un chorrito de AOVE en una fuente apta para el horno y añade el bacalao en esta, ya cortado. Salpimienta a tu gusto y mete la fuente en el horno para que se haga el bacalao, durante unos 8-9 minutos.

5. Cuando el brócoli esté listo, escúrrelo y reserva. Cuando se enfríe un poco, aprovecha para cortar los arbolitos en trozos no muy grande, perfectos para un bocado.

6. Mientras, en un bol echa la harina de almendras, la harina integral, el parmesano rallado, la mantequilla, sal y pimienta al gusto. Mezcla los ingredientes con las manos, para que la mantequilla, aunque se vá a quedar en trocitos, estos se impregnen bien del resto de ingredientes y los trocitos de mantequilla se queden más pequeños.
Una vez tengas listo el crumble, reserva en la nevera hasta su uso.

7. Cuando el bacalao esté listo, sácalo del horno y si te ha soltado un poco de agua, quítaselo.

8. Ahora añade en la fuente con el bacalao el brócoli, y por último, saca el crumble de la nevera y échalo por encima del brócoli y el bacalo, repartiéndolo bien por toda la superficie para que todo quede bien cubierto.

9. Mete la fuente en el horno a gratinar a 180°, durante unos 10-12 minutos, aunque este tiempo puede variar de un horno a otro. Así que, estate pendiente!

10. Cuando veas que tiene un tono dorado bien bonito, ya estará listo. Saca del horno y no te lo pienses.... ¡sirve esta deliciosa receta!


No olvides imprimir tu receta para tenerla siempre a mano!

Espero que te haya gustado la receta de hoy y...
¡Nos vemos pronto con nuevas recetas!

Patri ♥




BIZCOCHO DE CHOCOLATE HÚMEDO Y TREMENDAMENTE DELICIOSO!

8.6.20



Chocolate.... solo con oir la palabra, ya se me hace la boca agua! Y es que he de confesar que soy adicta al chocolate negro, ¡no concibo mi vida sin el!

Y como es lógico, cualquier dulce que lleve chocolate negro... es puro vicio, como lo es este bizcocho que hoy te traigo, porque desde ya te aviso, que si eres como yo una adicta al chocolate negro, no solo vas a preparar este bizcocho una vez, no, no.... ¡se volverá indispensable en tu cocina!!

Aunque eso sí, ya te aviso, que como bien te estoy diciendo, es un bizcocho de chocolate negro, así que si estás buscando un bizcocho dulce de chocolate, desde ya te digo que este no lo es.


Este es un bizcocho de cacao con sabor y aroma intenso, además de que su color también lo es, gracias a este cacao 22 Selección de David Pallás que he utilizado, que es una auténtica maravilla!

Y te digo que no es dulce, porque en casa no somos dados al azúcar desde hace años, como ya habrás ido viendo poco a poco en las recetas. Hace unos años, dimos un giro a nuestra dieta debido a un tema de salud mío, y el azúcar no está apenas presente en ella, y cuando lo está, es en cantidades muy pequeñas, como ocurre con este bizcocho, que solo tiene dos cucharadas de azúcar de caña integral Bio incorporadas en su masa,

Y el azúcar utilizado es Bio, como lo son el resto de los ingredientes utilizados en esta y demás recetas que encontrarás en el Blog. Otro de los cambios que hicimos hace años en nuestra comida, comprar siempre que sea posible productos Bio, de huerta, de cercanía y por lo tanto, ¡más ricos!


Pero vamos con la receta,
que ya verás que aroma en toda la casa se te vá a quedar
cuando lo estés horneando!


BIZCOCHO DE CHOCOLATE

Ingredientes
(Para un molde de 15 cms)

* Si quieres utilizar un molde más grande,
es tan sencillo como doblar las cantidades que te indico.

3 Huevos M
2 Cucharadas de Azúcar de caña integral moreno
110 ml AOVE Aceite de oliva virgen extra
100 ml Agua caliente
160 ml Leche de Almendras 0%
70 gr Cacao el polvo (He utilizado el 22 Selección de David Pallás)
2 Cucharaditas de Vainilla en polvo
2 Cucharaditas de Levadura en polvo
Una pizca de sal
180 gr Harina de respostería
40 gr Nueces picadas



Elaboración

1. Enciende el horno a una temperatura de 180°, con calor arriba y abajo, y coloca la bandeja a una altura media.
2. Pincela tu molde con un poco de aceite y espolvoréalo con harina para que sea más fácil después desmoldar el bizcocho.
3. En un bol, mezcla todos los ingredientes, excepto las nueces, durante unos 15-20 segundos a una velocidad media, hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado correctamente y no queden grumos. También puedes hacerlo con unas varillas de manera manual.
4. Añade a la masa del bizcocho las nueces troceadas y mezcla bien.
5. Vuelca la masa del bizcocho en el molde y mete este en el horno, manteniendo la misma temperatura de 180° y hornea durante 45-50 minutos.
6. Antes de sacarlo, asegúrate de que está bien hecho, pinchando con un palillo en el centro, y si este sale limpio, nuestro bizcocho está listo!
7. Déjalo reposar sobre una rejilla, al menos unos 5-7 minutos antes de desmoldar.
8. Deja que termine de enfriarse por completo sobre la rejilla y.... ¡ya está listo para disfrutarlo!


Como ves, es húmedo y esponjoso, tiene una aroma impresionante y su sabor
es cacao en estado puro! Me ha encantado sin duda, el cacao utilizado para este bizcocho.


Espero que te haya gustado la receta de hoy
¡nos vemos pronto con nuevas recetas!

Patri




GARBANZOS CON VERDURAS, CÚRCUMA Y COMINO

3.6.20


Si me sigues desde hace tiempo, ya sabrás que lo que me gusta en la cocina es la comida casera, la que hacemos en casa cada día, sencilla, fácil de preparar y sobre todo.... la que hacemos con cariño, porque esa te aseguro... ¡es la mejor cocina del mundo!

No hace falta que tenga un montón de ingredientes, como tampoco que pasemos horas y horas en la cocina, aunque reconozco que más de una vez lo he hecho! porque con la excusa de que ya que estoy..... al final termino cocinando un montón de cosas a la vez!
Y no lo puedo evitar, porque me encanta cocinar para los míos ♥

Pero la verdad, es que da igual las horas que pases en la cocina o los ingredientes que utilices, lo importante es que nunca te falte el ingrediente principal.... el cariño ♥


Hoy te propongo una receta bien rica, de esas que necesitan pocos ingredientes, poco tiempo en la cocina, pero que nos aportan todo lo que necesitamos en una comida.

Por un lado el ingrediente principal, los garbanzos, que contienen Vitamina B-6 y C, además son ricos en fibra y potasio, por lo que nos ayudan a reducir el colesterol. Además, gracias a 
su contenido en vitamina K, calcio, magnesio, zinc, fosfato y hierro, 
nos ayudan a mantener sana nuestra estructura ósea.

Las espinacas, que tienen un alto contenido en Vitaminas A, C, E, K, B6, B2 y B1 y también en Ácido Fólico. Son ricas en fibra y además nos ayudan a proteger la mucosa del estómago.

El calabacín es prácticamente todo agua, más del 90%, por lo que apenas tiene calorías, pero contiene minerales y oligoelementos ricos para nuestro organismo, y Vitaminas como la C, B3 y provitamina A.

La cúrcuma, desde que la conocí hace unos años, debido a un problema intestinal que tuve, no ha dejado de estar presente en mi dieta, casi a diario. Y es que entre sus propiedades hay que destacar que es un antiinflamatorio intestinal y estomacal.

Y por último, y no menos importante el comino. Perfecto para ayudarnos a digerir comidas, como las legumbres, que a algunas personas les puede costar más digerir.
Este nos ayuda con la digestión y la reducción de gases.

Y con todo esto dicho, creo que no hay excusas para preparar estos ricos garbanzos, ¿no crees?

¡Vamos con la receta!



GARBANZOS CON VERDURAS, CÚRCUMA Y COMINO

Ingredientes
(para 3 personas)

300 gr Garbanzos ya cocidos o de bote*
1/2 Cebolla dulce
250 gr Calabacín
200 gr Espinacas baby
1 Cucharadita de Cúrcuma en polvo*
1 Cucharadita de Comino en polvo*
Pimienta negra molida
Sal
AOVE Aceite de Oliva Virgen Extra

*Si utilizas garbanzos ya cocidos, de bote, escúrrelos y lávalos bien antes de utilizarlos.
*Si por el contrario no son de bote, ponlos en remojo la noche anterior. Al día siguiente lávalos bien y cuécelos en la olla express con una hoja de laurel durante unos 20-25 minutos, 
a partir de que empiece a pitar la olla.

* En cuanto a las cantidades de las especies, se que cada uno somos un mundo en esto. Considero que la cantidad que te indico es la adecuada para dar sabor, sin perder el gusto de todos los ingredientes que hay en el plato, pero puedes ir echando poco a poco hasta encontrar la cantidad que a ti más te guste para el sabor de tu comida.

Elaboración
1. Coloca una sartén a fuego medio y echa un dos cucharadas de AOVE.
2. Cuando esté caliente el aceite, echa la cebolla picadita y deja que se haga hasta
que esté bien pochada.
3. Mientras, lava y pela el calabacín. Y cuando tengas la cebolla lista, añade este a la sartén.
Cocina ambos ingredientes juntos, hasta que estén casi echos.
5. Añade los garbanzos, cocínalos un par de minutos y añade las espinacas.
6. Cuando empiecen a estar listas las espinacas, es el momento de añadir la cúrcuma,
el comino, la sal y la pimienta negra.
7. Cocina todo junto, durante unos 3-4 minutos. 
8. Retira del fuego y....¡sirve!

¡Ya está listo este rico plato de garbanzos con verduras y especies!


Espero que te haya gustado la receta de hoy

¡Nos vemos pronto con nuevas recetas!

Patri




WOK DE VERDURAS CON CURRY VERDE Y JENGIBRE

26.5.20



Hoy comparto contigo una receta, que es de esas que siempre tenemos que tener a mano, porque resulta  muy versátil para poder elaborar con ella otras recetas, bien como acompañamiento de otras, o para comerlas solas, tal cual, ¡porque está riquísima!

Pero para que te hagas una idea de como puedes utilizar estas ricas verduras salteadas, te diré que yo las hago como acompañamiento para un pescado hecho en el horno, en papillote o en la brasa, ahora que estamos en verano! Pero también puedes utilizarlas para preparar unas tostas a las que puedes añadirles sobre el pan y estas verduras, un huevo poché. También podrías incluso, rellenar unas tartaletas saladas o ¿porqué no? rellenar unas berenjenas!

A que te ahora te parece más aún, una receta para tener siempre a mano? Pues espera a probarlas, porque se te van a ocurrir seguro, un montón de platos con los que combinarlas!
Aunque como te he dicho, para una cena, son geniales!

Asíque vamos! que te cuento como prepararlas....


WOK DE VERDURAS 
CON CURRY VERDE Y JENGIBRE

Ingredientes
* Corta todas las verduras (berenjena, calabacín, puerro, cebolla, zanahorias, chirivías) en juliana,
esto es en tiras de 1/2 centímetro aproximadamente

1 Berenjena sin piel
1 Calabacín sin piel
1/2 Puerro
1/2 Cebolla dulce
2 Ajos picaditos
1 ó 2 Zanahorias, dependiendo de si son muy pequeñas
1 ó 2 Chirivías, dependiendo de si son muy pequeñas
1 1/2 Cucharadita de Curry verde en polvo
1/2 Cucharadita de Jengibre en polvo
AOVE Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal y pimienta al gusto


Elaboración

* Para saltear estas verduras, yo he utilizado un wok, pero si no tienes, utiliza una sartén sin problema. 

1. Con todas las verduras ya listas y troceadas, echa un chorrito de AOVE en el wok o sartén y añade la berenjena y el calabacín, junto con el ajo. Cocina estas durante unos minutos, moviéndo de vez en cuando para que se hagan bien por todos los lados, y cuando las tengas listas, que será cuando cojan un tono dorado, sácalas y reserva.

2. Ahora añade la zanahoria y la chirivía, y cocínalas como has hecho con las anteriores. Estas tardarán un poco más en hacerse al ser unas verduras más duritas. Aunque a mí personalmente, me gustan que queden más crujientes que el resto, por ello las echo así en crudo. Si prefieres que se queden más blandas como el resto de verduras, cuécelas antes unos minutos a parte.

3. Cuando tengas listas las zanahorias y las chirivías, resérvalas con la berenjena, el calabacín y el ajo,
y añade por último el puerro con la cebolla y cocina.

4. Cuando estén listas, sin sacar el puerro y la cebolla del wok, añade las verduras que tenemos reservadas y mezcla bien todas juntas.

5. Añade el curry verde y el jengibre, y mezcla bien con todas las verduras.
Añade también la sal y pimienta al gusto.

6. Deja que se cocine todo unos 3-4 minutos, sin dejar de remover de vez en cuando. Saca las verduras del wok y .... ¡ya tienes las tienes listas para comer como prefieras!


Espero que te haya gustado la receta que he compartido hoy aquí, contigo!

¡Nos vemos pronto con más recetas!


Patri ♥





TARTA DE MANZANA CON BASE MASA QUEBRADA

20.3.20



Este año ha sido un poco extraño celebrar el Día del Padre, la verdad. Debido a la situación que tenemos a nivel mundial, todos nos hemos visto obligados a permanecer en nuestras casas sin contacto alguno y por ello, muchos no hemos podido disfrutar de la compañía de nuestros padres como siempre hemos hecho en esta fecha tan señalada.

♥Por ello, desde aquí, quiero agradeceros a todos el esfuerzo tan grande que estamos haciendo por permanecer en nuestras casas, y sobre todo dar las gracias a todas esas personas que siguen trabajando para que esta pesadilla acabe cuanto antes: enfermeros, médicos, celadores, transportistas, personal de supermercados, personal de limpieza,....... a todos ¡mil gracias de corazón!♥


 


Pero a pesar de la situación que tenemos, no hemos querido en casa dejar de preparar una tarta para un día como este, en el que al menos nosotros tres: mi marido, mi hijo y yo, hemos podido estar juntos, celebrándolo de alguna manera ♥

Y esta tarta refleja sin duda los gustos de mi marido....Tarta de manzana en todas sus variantes.
¡Son una debilidad para el!

En esta ocasión hemos decidido prepararla con una base de masa quebrada que envuelva toda la manzana, porque eso es lo único que hay en su interior...manzana!
 A la que le hemos dado un toque con canela y panela.

Así que te animo sin duda, a que la pruebes porque es una delicia de lo rica que está,
aunque eso si, te aviso....¡que es adictiva!




TARTA DE MANZANA CON BASE DE MASA QUEBRADA



Para prepararla he utilizado un molde de 17 cms de diámetro, desmontable.

Ingredientes para la Masa Quebrada
250 gr Harina
125 gr Mantequilla fría cortada en dados
2 Yemas de Huevo
1/2 Cucharadita de Extracto de Vainilla*
Una pizca de sal


Ingredientes para el Relleno
Manzanas*
Canela en polvo
1 Cucharada de Panela
Zumo de medio limón

* Vainilla, en esta ocasión he utilizado la de Nielsen Massey.
* Manzanas. He utilizado 5 manzanas, aunque depende un poco del tamaño de ellas. Lo ideal es que el relleno llegue casi hasta arriba, como ves en la foto.




Elaboración
1. Empezamos preparando la masa quebrada, y para ello echa todos los ingredientes en un bol y mézclalos, bien con unas varillas eléctricas o en un robot. Aunque también puedes hacerlo como hago yo, con las manos, apretando la mantequilla entre el resto de ingredientes para que mezclen.

2. Cuando tengas la masa lista, forma una bola con ella. Envuelve esta en film de cocina y mete en la nevera al menos 30 minutos, para que endurezca de nuevo la mantequilla.

3. Calienta en horno con calor arriba y abajo, a temperatura 180°.

4. Saca la masa de la nevera y colócala sobre dos papeles de horno. Con un rodillo estira la masa hasta que tengas el diámetro suficiente para cubrir la base y el alto del molde.
(No te preocupes si se rompe, pues esta masa es muy agradecida y
puedes volver a pegar los trozos!)

5. Cuando la tengas lista en el molde, bien colocada en la base y cubriendo los laterales, pincha la base de la tarta con un tenedor muchas veces. Esto servirá para que no se levante e hinche la masa. 

6. Coge un papel de horno de los que hemos usado y arrúgalo entre las manos, esto te facilitará colocarlo sobre la masa en el molde para cubrirla.

7. Cubre el papel con algo que haga peso, para ayudar a que no suba la masa. Yo utilizo garbanzos. Desde hace mucho tiempo, tengo un bote con ellos guardado y así siempre uso los mismos para estos horneados.

8. Hornea 20 minutos.

9 Cuando falte poco para acabar el horneado de la masa, puedes empezar a preparar la manzanas. Lávalas, pelalas y cortalas en rodajas. Dispón estas en un bol y añade la panela, la canela y el limón. Mezcla bien.

10. Saca la base del horno y retira el papel que la cubre con los garbanzos y ves colocando la manzana dentro, sin que nos queden huecos.

11. De nuevo mete la tarta en el horno, a la misma temperatura, 50 minutos.

12. Una vez esté lista, saca y deja que repose unos minutos sobre una rejilla. Después retira el molde de alrededor y deja que termine de enfriarse para quitarle la base del molde.
¡Ya la tienes lista!
Y te aconsejo que la tomes un poquito templada, porque potenciarás su sabor y aroma ♥



Espero que te haya gustado la receta de hoy
y nos vemos pronto con más ♥

Patri





GALLETAS ESPECIADAS CON PASAS

28.2.20


Que no haya galletas en casa, ¡eso no puede ser! Personalmente me encantan y me gusta siempre tener una caja con ellas, para en algún que otro momento del día, ¡comerme una!

Así que, la verdad es que muy a menudo puedes encontrarme preparándolas, y la mayoría de las veces, repitiendo receta una y otra vez jajaja
Pues como unas me gusten.... ¡no me canso de prepararlas!


Y estas que hoy comparto contigo, tienen pinta de ir por ese camino.... ¡de prepararlas y prepararlas!
Pues si hay un sabor y aroma que más me gusta, es el de las especies y si encima esas especies están en una galleta, un bizcocho o cualquier otro dulce....como ocurre con esta receta, que en este caso están en una galleta,....♥♥♥


Así que sin duda,
te animo desde ya a que las pruebes
y más si te gustan las especies tanto como a mí




GALLETAS ESPECIADAS CON PASAS
(25 uds aprox.)

Ingredientes
120 gr Mantequilla a temperatura 
40 gr Azúcar moreno
25 Azúcar blanca
5 gr Vainilla Bourbon en pasta
2 Huevos
300 gr Harina de repostería
40 gr Maicena
5 gr Bicarbonato
1 Pizca de sal
5 gr Canela en polvo
2 gr Jengibre en polvo
60 gr Pasas


Elaboración
Calienta el horno a 190°, con calor arriba y abajo.
1. En bol echa la mantequilla, junto con el azúcar moreno y el azúcar blanco, y mezcla bien los ingredientes.
2. Añade la vainilla y los huevos, uno a uno, mientras sigues mezclando.
3. Añade la harina, maicena, bicarbonato, sal, canela y jengibre. Mezcla todo bien para que se queden bien integrados todos los ingredientes juntos.
4. Por último echa las pasas y con un cuchara mezcla con el resto de ingredientes para que se repartan bien por toda la masa.
5. Saca la masa del bol sobre la mesa de trabajo, espolvoreada esta con un poquito de harina para que no se pegue y terminar de mezclar bien las pasas con las manos en la masa.
6. Forma bolas con las manos y aplástalas ligeramente. Ves colocándolas sobre una bandeja de horno, forrada esta con papel de horno, y dejando una separación de unos 3 cms de una galleta a otra, pues se expanderán un poco durante el horneado.
7. Mete en el horno y cocina durante unos 12 minutos aproximadamente, recuerda que el tiempo de horneado puede variar de un horno a otro. Cuando cojan un tono dorado alrededor, ya estarán hechas.
8. Cuando las saques del horno, ayúdate con una espátula para pasarlas a una rejilla y dejar que se enfríen por completo.
¡Ya puedes disfrutar de ellas!

Espero que te gusten estas galletas tanto como a mí
¡nos vemos pronto con más recetas!
Patri